Cómo hacer un cuarto para ducha

Esta parte de la casa, por lo general tienden a ser pequeños espacios, por lo cual se debe aprovechar cada centímetro disponible. Los nuevos diseños de vivienda han pasado de usar tinas o bañeras a regaderas y duchas, utilizando así el menor espacio posible para cubrir la misma necesidad, por ello trataremos de apreciar el cómo hacer una cuarto para ducha.

Cómo hacer un cuarto para ducha

En ese sentido debemos decir que a medida que este cambio, en cuanto a las dimensiones en los espacios se ha estado presentando, en esa medida, fueron apareciendo las cabinas y cubículos de regadera, los cuales rápidamente fueron haciéndose más populares y construidos con variedad de materiales, siendo los más usados el cristal y el policarbonato.

Toma medidas

Lo primero a tomar en cuenta es la cerámica del piso de tu baño, si algunas se encuentran en mal estado lo mejor es reemplazarlas para evitar posibles filtraciones, o si está dentro del presupuesto comprar un plato para el piso de tu ducha. Luego de esto podremos tomar medidas al espacio donde instalaremos el cubículo, así sabremos la cantidad de material necesario y cual se adaptará mejor a tu baño para seguir con el proyecto.

Instala los rieles

Con todos los materiales comprados y teniendo claro el espacio donde se instalarán, lo primero que debes hacer es montar los rieles de pared y piso para las puertas. Es recomendable armar el cubículo para saber dónde irá cada pieza, además de presentar los rieles para que encajen perfectamente. Al instalar los rieles asegúrate que los de pared y piso formen un ángulo de 90°, esto dará firmeza y estabilidad a la estructura. Atorníllalos para que queden bien presionados.

Pon los paneles

Una vez ubicados los rieles en su posición final, procede a poner los paneles fijos que formarán las paredes del cubículo dentro de los mismos. Para esta tarea busca ayuda, si los paneles son de cristal tienden a ser muy pesados, así insertarás los paneles con facilidad, además no querrás romperlos.

Revisa la posición

Con los paneles sobre los rieles, inspecciona que todo esté en la posición correcta. Si por alguna razón algo no cuadra, es el momento de hacer correcciones, recuerda que los paneles deben quedar fijos y seguros ya que pueden soltarse y ocasionar accidentes.

Instala la puerta

Con los paneles y rieles en su sitio, llega el momento de instalar la puerta de acceso del cubículo, la cual sea de corrediza o de vaivén requiere tiempo y paciencia  para instalar. Si la puerta es de corrediza su instalación suele ser más simple, pues solo debes calzar la puerta en los rieles. Si es de vaivén, con paciencia encaja la puerta  a las bisagras y fíjalas con precisión en todos los puntos de apoyo.

Sella las uniones

Con cada pieza en su sitio, no puedes olvidar sellar las uniones de los rieles en el piso y pared. Es muy importante hacerlo para evitar que el agua de la ducha se filtre. Para este paso necesitarás silicón y una pistola para el mismo. Desliza la punta de la pistola por las juntas de los paneles y rieles, hazlo por toda la estructura, aunque no lo creas necesario es preferible prevenir. Más información en: New Residential Construction.

 

Dejar un comentario