La balanitis: Un problema masculino

balanitis

La zona íntima masculina también puede verse afectada por diversos padecimientos y uno de ellos es la balanitis, la cual es la inflamación del glande del pene, la cual genera diversos síntomas como dolor y dolor durante la micción, irritación, llagas en glande, enrojecimiento en la zona, problemas para retraer el prepucio siendo este la piel que lo cubre y secreciones uretrales que a veces se acompañan de mal olor. Con respecto a las causas de la balanitis son varias, entre ellas se encuentran:

  • Infecciones, ya que se acumula el esmegma generado por las glándulas peneanas, en el espacio balanoprepucial por la incorrecta higiene y esto da lugar a infecciones, las cuales inflaman el glande.
  • Fimosis, siendo esta las dificultades para poder retraer el prepucio y por consiguiente el glande se inflama, la balanitis es una de las complicaciones de esta anomalía.
  • Alergias, ya que el contacto o exposición a ciertos elementos puede generar irritaciones y con ello la inflamación, por ejemplo, algunos jabones o hasta preservativos.  
  • La hipersensibilidad también es causa de balanitis, ya sea por causa de un coito o por causas traumáticas.
  • Enfermedades como la diabetes y las infecciones de transmisión sexual, también pueden generar la balanitis. 

Duración de la balanitis

Con respecto a cuanto tiempo dura la balanitis, esta puede durar apenas unos días, pero si es tratada a la brevedad, es sumamente importante aplicar un tratamiento que permita solucionar y evitar complicaciones como inmunosupresión, problemas relacionados al riego sanguíneo en la punta del pene, relaciones sexuales de riesgo, diabetes mellitus y cáncer de pene. 

¿Cómo se diagnostica la balanitis?

Existen diferentes formas de diagnosticar la balanitis, la principal es el examen o exploración que realiza el médico, también está disponible la cistrografía (CUMS) y al realización de un cultivo y urocultivo en cuanto a la secreción prepucial, ya que esto permite determinar cualquier infección bacteriana, viral o micótica.

Tratamiento y prevención de la balanitis

El tratamiento para este problema depende completamente de las particularidades de cada paciente y de la causa que haya originado la balanitis, así que pueden ser desde pomadas y el simple cambio del preservativo hasta fármacos, es por esto que es vital acudir a la asistencia de in médico especialista quien pueda recomendar la mejor opción en cada caso. Si se trata de prevención, el paso básico es mantener una higiene correcta con agua y jabón, el pene y la zona alrededor debe estar siempre completamente limpia y seca.

Tipos de balanitis

Entre otras cosas, hay quienes clasifican la balanitis en varios tipos, estas son la Balanitis candidiásica, Balanitis por bacterias, Balanitis por herpes, Balanitis circinada la cual se asocia al síndrome de Reiter y la artritis reactiva y por último, balanitis de Zoon que suele darse en hombres de avanzada edad.

En síntesis, la balanitis es la inflamación del glande del pene, es un problema que se presenta por varias causas pero se puede tratar de manera simple y efectiva, para ello es necesario siempre visitar un médico especialista.

Dejar un comentario