La cultura  y el marketing

Si cambiamos los elementos culturales, que es la tarea del marketing internacional imposible de realizar, para lo que se debe tomar en cuenta en las estrategias del marketing lo que se puede visualizar en el campo de marketing social en donde muchos países de Latinoamérica realizan campañas con temas  que chocan con valores arraigados alusivos a la homosexualidad, el control de la natalidad y los anticonceptivos.

Se considera que no se deben realizar tales campañas porque las mismas no representan ningún cambio cultural.  Se ha observado que a través de un trabajo sostenido y bien detallado, se pueden lograr cambios sustanciales, importantes y sorprendentes con respecto a este tema.

Se tiene también información que en relación con los hábitos alimenticios los mismos están relacionados con el aspecto cultural, sobre esto existen grandes retos en América Latina, por lo que es casi imposible cambiar estos hábitos, quienes en medio de una generación han cambiado los hábitos de consumo de todas las personas en estos países, siendo el pollo el alimento de mayor consumo.

En estos países se han tenido que adoptar estrategias de marketing sobre todo en los más ricos, pues con esto se contaba con muy buenos resultados en los mercados ya que el éxito en la utilización de estas técnicas se han relacionado con las características propias del marketing en aquellas empresas en donde las mismas se han aplicado.

Muchos gerentes de empresas consideran como normal y natural dicho conocimiento y lo aplican en su área de marketing con mucho éxito. Los consumidores dentro de su propia cultura y como seres sociales, son elementos sumamente complicados en donde se requiere prestar mucha atención a estas técnicas.

Por otra parte la falta de atención que se le da a la cultura del consumidor presentan defectos en la investigación del comportamiento del mismo consumidor en donde toman un papel muy importante los valores, los cuales se encuentran distantes unos de otros en las actividades personales, sociales y culturales.

Los valores corresponden a la perspectiva económica y la psicología social distinguiendo el valor de los objetos de aquellos que poseen tanto  el valor moral, cultural o social, y que carecen de representación objetiva, aunque se puede afirmar que las dos coincidencias entre las dos definiciones conceptuales son válidas.

Dejar un comentario