La música latinoamericana para bailar sin parar

La música latinoamericana es de las más increíbles en todo el mundo, tiene el poder de cautivar los sentidos de cualquiera y ponerlo a bailar de inmediato, además de que tiene opciones para todos los gustos, pues implica diversos géneros como la cumbia, el merengue, la bachata, la samba, la bossa nova, el tango y por supuesto, la salsa.

La salsa es uno de los tesoros de Latinoamérica, tiene fama mundial pues ha sido introducida en otros países alrededor del mundo, incluso con culturas totalmente distintas. Además, más que un género musical, es la mezcla de diferentes ritmos o géneros.

Ahora bien, en cuanto al origen de la salsa como baile latinoamericano, se trata de ritmos afro caribeños en una mezcla con el jazz y otros estilos. Específicamente, los expertos señalan la salsa fue creada gracias a africanos que se encontraban en el Caribe y quisieron unir sus tambores con la música europea. 

En este sentido, la salsa representa la unión del danzón, el mambo, el cha cha chá, el son montuno y la guaracha, a los cuales fueron unidos luego instrumentos como la trompeta, el trombón y la saxofon. 

Posteriormente, cubanos y puertorriqueños hicieron la salsa popular en Nueva York en los años 50, pero fue a finales del siglo XX cuando la salsa comenzó a ser un baile famoso en todo el mundo. 

Cabe destacar, Cuba tiene un papel sumamente importante dentro del origen de la salsa, allí sonaban ritmos que venían de África y fueron estos los que se mezclaron con el sonero, rumbas y guaguancó, así fue que crearon ritmos afro-cubanos propios, como el son cubano, el mamo, el montuno, la guaracha y el jazz afrocubano.

Posteriormente países como Puerto Rico y Colombia adoptaron esos sonidos que venían de Cuba y finalmente llegó a Estados Unidos. Mientras que los pasos de baile son una mezcla de lo africano y europeo, siendo los mismos del son cubano.

Dejar un comentario