Paseos, gimnasia y ejercicios saludables para el cuerpo

Siempre en todo momento se deben cumplir o seguir normas básicas, para que el tiempo que se dedique a realizar ejercicios no resulte ineficaz y peligroso para el organismo.  Las normas que se deben guardar presentan características que ayudan y benefician a que la actividad física aporte al organismo la frecuencia con que los ejercicios se hacen, que la duración de los mismos no presenten dificultad con la respiración.

Los paseos por un parque a paso ligero que no sea muy rápido es beneficioso sobre todo si la persona sufre de la columna, esto lo ayuda a mantenerse siempre en forma.  La frecuencia cardíaca se sitúa entre 110 y 145 latidos por minuto.  El trayecto que se camina debe ser plano practicar la caminata con ropa adecuada para el calor o para el frío.

Al final del trayecto que puede ser de 45 minutos tome sus pulsación es por minuto para conocer si la intensidad es la correcta.  Cuando se canse poco cuando corre, puede correr un poco más pues su cuerpo lo permite, esto  ocurre más con los jóvenes.

Lleve un registro de la frecuencia cardíaca al final del recorrido, si no puede calcular las distancias guíese por el tiempo que le dedica cada semana.  Cuando se camina estamos moviendo el organismo, mejoran los músculos, el corazón y las articulaciones y se queman calorías y grasa puede llegar a quemar hasta 400 calorías si camina 40 minutos diarios sin parar.

Los ejercicios continuos ayudan a mejorar la forma y aspecto del cuerpo como las caderas, los muslos, brazos, glúteos y piernas porque se endurecen los músculos y dan mejor presencia y belleza sobre todo después de los 40 años.

La elevación de glúteos se hace tumbada en el suelo con una rodilla doblada y con el otro pié se coloca sobre la rodilla, se contraen los músculos del abdomen y los glúteos.  Mantenga esta posición por unos segundos y repose.  Repita el ejercicio 10 veces todos los días. Hay otros ejercicios para reducir glúteos pero este es el más eficaz.

Dejar un comentario