Todo sobre la fontanería

La fontanería es una actividad muy popular actualmente, justificada por el urbanismo actual y el concepto de servicio compartido que corresponde a las instalaciones de agua potable y aguas servidas. Pese a que es característica de los últimos siglos, su aparición se remonta muchos años atrás, hacia la antigua roma.

El blog de un fontanero recorre esta faceta de uno de los oficios con mayor presencia en la historia humana, asociada a la labor humilde pero imprescindible de un fragmento de la población española. En la antigua roma, el concepto de acueducto fue un recurso que permitió el transporte ininterrumpido de fuentes de agua hacia la ciudad.

De esta forma, la sociedad podía tener agua potable siempre, sin depender de cisternas, muy comunes en aquellas épocas. Este concepto de acueducto también permitió el desarrollo de cloacas que tenían como propósito sacar de la ciudad toda el agua usada. La actividad fontanera de aquella época se especializaba en la construcción y mantenimiento de esos componentes, pero no es hasta el siglo XIX que el concepto de fontanero se reinventa.

Con la invención de los tubos de hierro fundido para llevar el agua hasta las casas, los fontaneros tuvieron que adaptarse aprendiendo habilidades nuevas como la soldadura. En aquella época, los tubos no se acoplaban mediante piezas de unión, sino que eran soldadas con plomo. Se usaba un quemador para derretir el plomo para poder aplicarlo.

Con el tiempo, se descubrió que el plomo tiene efectos serios en la salud, por lo que sería prohibido más adelante y la creación de mejores diseños de tuberías, contribuirían a la transición para desusar completamente este metal venenoso. Actualmente, se usa la habilidad de soldadura para trabajos puntuales, pues en general, el diseño de tuberías cuenta con elementos que facilitan la labor del mantenimiento.

El tema de soldadura en tuberías de agua potable y aguas servidas fueron sustituidos por soluciones como adhesivos solventes o termofusión, en caso de que las tuberías estuvieran fabricadas con plástico PVC. Si el caso fuera de tuberías de metal, más comunes en agua potable, los acoples se complementan con materiales que adicionaran capacidad impermeable a las uniones.

Los trabajos puntuales que requieren soldadura están más relacionados con la instalación de tuberías de gas, por lo que se asocian con aires acondicionados, radiadores, calefactores, cocinas, entre otros.  Para estos casos, las soldaduras usan estaño, que también es un metal fácil de fundir. Más información en los siguientes artículos relacionados

Dejar un comentario